Slide show

[Entrevista][slideshow]

Hi There, I am

[Relato][stack]

Featured Post

El Hijo del Mar

En el pueblo andino olvidado no hay mar , y cuando lo vi por televisión cuando era muy niño supe que debía conocerlo. A mediados de...

Popular Posts

Conversando con un Extranjero


En Septiembre una noticia sacudió el mundo entero. En Nueva York se realizaba la Asamblea General de las Naciones Unidas, y gran parte de los presentes pedían un cambio de postura en las tensas relaciones entre Rusia, China  y Estados Unidos, quienes habían amenazado con emprender una lucha armada que podía desencadenar una Tercera Guerra Mundial. El panorama sería distinto a su predecesora, ambos bandos utilizarían los efectos catastróficos del medio ambiente a sus antojos. Entonces ocurrió lo que nadie esperaba.

25 sofisticadas naves, aparecieron sobre el cielo tenue de Manhattan esa tarde de Septiembre. Sin ser detectados violaron las extremas medidas de seguridad que rigen esta nueva Guerra Fría. La defensa Estadounidense quedó obsoleta, pero no parecía un ataque ruso, o chino. Una bandera de lo que a simple vista parecían ser estrellas aterrizaron en las inmediaciones del edificio de la ONU. El comisionado de paz del Universo había llegado para tomar la palabra. Desde ese momento no se han marchado, los extranjeros han llegado.


Los más afamados y respetados periodistas del mundo enviaron sus credenciales para obtener la entrevista de sus vidas. El periódico donde trabajo hizo la solicitud sin esperanza alguna, sólo por “cortesía”. “Si nos dan la entrevista irás tu” decía en torno burlón mi jefe. El envío de documentos se hizo a las 4:05 pm de ese emocionante 31 de Diciembre. Era cuestión de saber si Hoffman el periodista de guerra o Natanya la mujer de Oriente que había revolucionado el periodismo moderno, tendrían la oportunidad de entrevistar al ser más poderoso del Universo, una imagen viva de lo que podía ser nuestro Dios.

Era la primera vez que salía fuera de mi país. Nunca tuve la oportunidad de hacerlo. Nací en un pueblo andino olvidado venezolano. Nueva York era como yo esperaba que fuera. Poderosa, Moderna, inteligente, claustrofóbica, gris. Al bajar del aeropuerto que hasta hace poco llevaba el nombre de uno de sus presidentes más famosos, todos llegaron a recibirme, la avalancha de colegas era multitudinaria. La estrella parecía ser yo, pero los entiendo, todos querían saber cómo logré la entrevista. Sería la primera persona en tener una conversación cara a cara con ese ser. Ni El Papa Pablo, ni el presidente de Estados Unidos ni el Secretario General de la ONU pudieron tener el privilegio. El hijo de Dolores sería el indicado.

 Supe  por boca de mi sorprendido y lloroso jefe, que mi entrevista fue concedida por razones del destino o el azar para nosotros, no para ellos. El número 365 tiene especial significado para los habitantes del planeta de donde viene mi entrevistado. Su mundo será destruido cuando éste cumpla 365 millones de años, 365 comunidades (el término en la Tierra es países) se distribuyen por todo su territorio. Su Dios se llama Tra Sensat Zyule (El que Decide) tres, seis y cinco palabras cada una. El día de fiesta es el 365, y la solicitud que hicimos fue hecha a las 3:65 kl (la hora es más larga que la de la Tierra) y para cerrar con broche de oro, fue la 365 solicitud que recibieron para una entrevista. Y ahí estaba yo, con tantas preguntas, con cartas de periodistas, de presidentes y mandatarios. El que una vez caminó las calles del pueblo andino olvidado se encontraba en la Capital del Mundo, para ver al ser más influyente y poderoso del Universo.

En la puerta me recibe un cordón de seguridad. Parecen personajes de películas de ciencia ficción, todos tienen el prototipo humano para no asustar a los miles que afuera toman fotografías y esperan ver al que llaman “Dios del Universo”. Al entrar noto una estructura más moderna que las que he visto por fotografías de Dubái o Qatar. El azul y el blanco son los colores usado para todo, inclusive la vestimenta. El aire que se respira adentro es excesivamente puro, como el que inhalaba en las montañas de mi pueblo cuando era pequeño. Las féminas utilizan un disfraz latino, todas son hermosas. De seguro sabían con anticipación que las españolas y latinas son las más hermosas del universo, o quizás no.

El ascensor (si se le puede llamar así) subió de la planta baja al piso 365 en 3.65 segundos. Sentía que mi cuerpo se me desprendía cada vez que subía, la montaña rusa queda en pañales con esta situación tan particular. Olvidaba decirles que la construcción de este edificio duró tres días, seis horas y cinco minutos. En menos de una semana se convirtió en la estructura más alta del mundo y rompió decenas de records. Aunque observando los cuadros, en su planeta hay edificaciones más altas y extrañas que estas. ¡Qué atrasados estamos! pensé, y nos creíamos la especie más civilizada de todas. Los pobres animales estarán riéndose de nosotros.

Llego a la oficina 3.650 y lo veo. Cara a cara con él. La silla se mueve, se levanta y con una sonrisa me saluda. Su nombre retumba en mis oídos Santelkon (Ilustrado) y me invita a sentarme. Mis nervios son olidos por él, invita a calmarme. Es tan jodidamente incómodo estar con alguien que es mil veces superior a ti y que sabe hasta el tamaño de tu pene y los calzoncillos rotos que llevaba puesto ese día.

Intenté presentarme y fue en vano. “Te llamas Juan Romero, de Venezuela, pueblo andino olvidado, un buen periodista” ¿buen periodista? Pensé que ser el que lo entrevistara me daría fama y respeto mundial y que mi jefe debía triplicarme el sueldo, ascenderme y recibir reconocimientos de todas partes del mundo. Para mi vergüenza también leía mis pensamientos. Con una risa irónica me dijo “Fuiste elegido por la numerología del Universo, no te vanaglories, aunque deberías hacerlo, no cualquiera de tu raza estaría hablando conmigo”. Recordé lo que me decía mi profesora de periodismo sobre cómo llevar la entrevista, sus teorías me han servido hasta el día de hoy; pero nunca me dijo cómo se entrevistaba a un extraterrestre, a un ser con un 99% de dominio cerebral. Me sentía perdido.

El Comisionado de Paz del Universo llevaba en su mano derecha una pulsera, muy parecido a los relojes digitales que muchos llevan para saber la hora y también por moda. Está de más decir que era cien veces más sofisticado y moderno de los que existen en la Tierra. Hacía juegos con mi curiosidad, los colores que ese artefacto desprendía causaban en mí asombro. En un principio no quise mostrarlo, pero recordé que él sabía todo de mí, como un niño curioso por lo nuevo, apoyé mi cabeza sobre mis manos y empecé a ver todo lo que podía hacer esa pulsera que ellos llamaban Visoneksa.

Al apretar un botón el cuarto se tornó oscuro, e imágenes de otros lugares aparecieron para deleitarme. Mundos asombrosos, de todos los colores, de distintas formas eran procesados por mi cerebro. Todos tenían algo en común con nuestro planeta, eran sociedades superiores en esos lugares que habitaban, de resto todo era diferente. El señor (no sé si llamarlo de esa manera) Santelkon me fue explicando los procesos evolutivos de todos las especies, y cómo fueron avanzando hasta convertirse en civilizaciones “de otros mundos”. Con emoción esperaba que mostrara las potencialidades de mi planeta y los adelantos que habíamos logrado en estos pocos miles de años. Me sentí frustrado al sólo ver imágenes de animales, paisajes y lugares que no fueron tocados por el hombre. Fue casi llegando al final que los humanos aparecimos en el cuarto que tenía forma de sala de cine 4D.”Sólo te muestro lo que para nosotros tiene valor en la tierra, lo demás debe ser destruido” me dijo. Los nervios hicieron estragos en mi interior.

-Entonces ustedes vienen a ¿destruirnos o conquistarnos?
-La conquista es un proceso degenerativo que sólo ocurrió y ocurre en la Tierra. Ningún planeta con vida civilizada sabe que es eso, no hizo falta. No venimos a destruir, vengo a alertar. Este planeta no les pertenece a ustedes, ustedes son parte de él. Sus paupérrimos avances los han logrado haciendo un desequilibrio ambiental que afecta otras especies. En palabras humanas: Si un inquilino de un apartamento no cumples las normas es sancionado o expulsado. Eso queremos hacer aquí.

-Si ustedes son una raza superior ¿Por qué no nos alertaron antes de que nuestro modo de vida destruiría al planeta?
-En este planeta existe gente que lo ha hecho. Campañas, luchas y esfuerzos que se han avocado a la concientización y nadie les ha prestado atención. Cada ser pensante de nuestro Universo es libre de hacer lo que quiere, si no cumplen las reglas para eso existen organismos que regulan la vida de todos, el más importante es de donde vengo.

-Tenemos una carta bajo la manga…Nosotros no sabíamos que existía vida en otros planeta ¿No cambia eso el panorama?
-En infinidad de ocasiones nos hemos intentando comunicar con ustedes. Pero su egocentrismo, sus ideas de ser únicos y superiores no le ha permitido creer que esto es cierto. Con muchos gobiernos hemos mantenido conversaciones, pero todo lo callan. La sociedad es cómplice de eso, al elegir mandatarios que no son sinceros con ustedes.

-¿La Tierra es socia del organismo que usted dirige?
-Su planeta es socio de la Organización de Planetas del Universo desde su creación. Yo soy el encargado de los asuntos de paz. Un puesto del que siempre dije era innecesario. Ahora veo que no es así.

-¿Por qué vinieron este año, qué tenía de especial?
-La Guerra entre las comunidades de Estados Unidos, Rusia y China arrancaría el primer día de este año. Utilizarían el medio ambiente como arma de destrucción masiva. Decidimos venir porque ustedes no tienen la tecnología necesaria para ir a nuestras oficinas centrales. Millones de seres humanos iban a morir, incluso más de la mitad de la población de tu país sería arrasada. Suena increíble, pero caería nieve en los desiertos, habría un irritante sol en los casquetes polares. Huracanes, tornados y ciclones donde nunca los hubo y movimientos sísmicos en las zonas en conflicto. Esto excedía los límites de nuestro contexto.

-Le puedo hablar por la mayor parte de los habitantes del planeta. Nosotros no sabíamos que eso ocurriría.
-Claro que no, pero por pocos pagan todos. Ustedes ven la guerra como única vía para solucionar sus problemas. Israel y Palestina, lugares que son santos para casi la mitad de la población terrestre; se encuentran en una interminable guerra que no parece tener salida. En mi mundo la solución sería más fácil de lo que parece. Han conquistado tierras, masacrando pueblos. Los avances de defensa superan en creces a los de calidad humana. En gran parte de los planetas civilizados  ninguna comunidad es pobre, en este lugar hay más pobres que ricos, lugares donde existe gente sin poder alimentarse bien, sin energías. Mientras un reducido grupo lo tiene todo. Destruyen la tierra, contaminan el aire, masacran a las especies marinas y todo bajo el silencio conspirativo de ustedes, los habitantes de este lugar. La raza con el índice de edad más corto es la suya. En mi mundo lo mínimo son 800 años. Se pelean por petróleo (y disculpa, sé que tu país es uno de los grandes exportadores) pero tienen energía térmica, la del aire y la hidroeléctrica y no la saben aprovechar. Por esas cosas ustedes deben desaparecer si no comienzan actuar desde ahora.

-¿Cuánto tiempo tenemos para mejorar?
-Una semana Universal. 20 años humanos. Si no cumplen, desaparecerán.

-¿Existe Dios?
Todos tenemos uno.

-¿Qué mensaje le da a los habitantes de La Tierra?
-Cambien el sistema en que están acostumbrados a vivir. Comiencen desde ahora. Ustedes son el lugar con más habitantes del Universo, todos ponen su empeño y puede haber solución. A nadie le gusta vivir en hogar sucio, destructivo, tormentoso. El planeta es su hogar, Sálvenlo.

Los nervios que producía ese ser se fueron esfumando. En sus brazos como un niño de pecho me puse a llorar. Nunca había llorado por situaciones extra familiares. En él veía un líder, un jefe, un Dios. Nosotros no estamos haciendo nada para mejorar nuestra humanidad. Las imágenes que él seguía mostrándome sobre otros lugares a los que nunca llegaré a ver me sorprendían. Seres en armonía, con una elevada esperanza de vida. Lugares en sintonía con el medio ambiente, donde la palabra preocupación no existía. Muchas cosas pude preguntar, desde cómo vivían hasta que hacían para distraerse. Conversar con ese extranjero me permitió ver lo poco que somos. En tantos lugares pregoné que éramos los únicos, que éramos superiores. Golpeando animales, destruyendo el ecosistema, destruyéndome yo mismo. Muchas interrogantes quedaron en mí, sobre sus creencias, las nuestras, su manera de pensar y sus objetivos en la vida. Dos cosas me dijo antes de marchar.

-Juan, lo que el Universo entero admira de los seres humanos es su lucha diaria. Ustedes son capaces de evolucionar luego de un desastre. Ninguna especie ha podido lograrlo porque nunca hemos sufrido desastres. Es lo que más estudiamos de ustedes aún cuando sus capacidades cerebrales son mínimas. Por último, ¿Qué significa “jodidamente”?.
-¿Para qué quiere saberlo señor?- dije con asombro y deduciendo lo que iba a responder.
-Es una palabra que aparecerá en tu cuaderno de vida. Lo que ustedes llaman Blog.

No le respondí, sólo sonreí y marché del lugar. Cuando me dio la mano apareció su piel original. El contacto humano producía eso. Me hizo jurar no decir nada, y eso haré. Al salir del allí muchas personas me gritaban “Hijo de Dios” yo reía pero sin prestar mucha atención. Periodistas de todo el mundo, hasta mis ídolos aguardaban para entrevistarme. Natanya esa periodista de Oriente que tantas emociones causaba en mi interior me preguntó “¿Qué te dijo el Comisionado de Paz? “. Le dije que nos quedaba una semana para cambiar, si no seríamos destruidos. Esas palabras prendieron las alarmas en todo el  mundo. En menos de tres días el panorama mundial cambió, muchos conflictos cesaron, se prometió que las reducciones de CO2 bajarían en menos de dos días. Centenares de planes por todo el mundo fueron desempolvados. Los científicos se sentían felices. La entrevista completa salió en el periódico donde trabajo que tuvo que doblar su tiraje ese día y luego ser reproducida en los 204 países de este planeta.

Conversando con un Extranjero pude doblar mi sueldo y ser alguien conocido a nivel mundial. Pero sobre todo, cambiar mi concepto de mundo y tomar cartas en el asunto para poder salvarlo.


Caracas 4 de Enero de 2028

14 comentarios:

  1. Que original..!!! Felicidades David,cada vez más alto el despliegue de tu prometedora pluma,,besitos mi querido amigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a mi humilde Suburbio. Gracias por comentar mi querida amiga. Un saludos con muchos abrazos.

      Eliminar
  2. ME ENCANTO !!!!!! PURA REALIDAD MAS QUE FICCION

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida, era la idea. Saludos, un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué bueno!! Yo creo que sería precisamente eso lo que haría falta para que toda la gente tomara realmente consciencia de que nos estamos cargando el Planeta!! Entretenido relato, con su moraleja!! :)
    Feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángela, gracias por pasarte, y leer la historia. Así es compañera, es necesario que nos "jalen las orejas" para ver si cambiamos de una nuestro modo de vida. Saludos.

      Eliminar
  4. Realidad,y fantacia me quedo con la triste realidad.

    ResponderEliminar
  5. INAUDITO!!!!!!.......Gran escritor y sobretodo, te deja pensando y diciendo en verdad esta entrevista existio......CAMBIEMOS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Grosca, muy amable al leer. Una historia que me fue difícil en un principio, luego los personajes cobraron vida y todo fluyó como esperaba, saludos.

      Eliminar
  6. Muy entretenido relato en el cual usás a Santelkon como medio para una crítica realista y como grito de esperanza.
    365 Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. jajajaja gracias por los 365 abrazos, el número de la suerte para ellos. Lo importante es que el mensaje ha fluido como se debe, y eso me alegra. Un abrazo y 365 gracias.

    ResponderEliminar

vehicles

[socialcounter] [facebook][#][0K] [twitter][#][115K] [youtube][#][215,635] [google-plus][#][102,114] [rss][#][2M] [instagram][#][600,300]

business

health

sidebar ads